¿Qué es el margen? ¿Cómo calculamos el margen?

¿Qué es el margen? ¿Cómo calculamos el margen?

Al operar con CFDs (contratos por diferencia) lo que hace el trader es tomar una posición sobre el precio de un activo, sin poseerlo realmente. Esto permite a muchos inversores minoristas acceder a instrumentos costosos pagando solo un margen por abrir la posición, mientras que el resto puede ser apalancado por el bróker. Pero, ¿qué es el margen? ¿Cómo calculamos el margen?

¿Qué es el margen? ¿Cómo calculamos el margen?

 

 

¿Qué es el margen?

En trading, el margen se refiere a la cantidad de dinero que debe estar disponible en el balance de la cuenta del trader para poder abrir una posición de compra o venta a través de un CFDs utilizando apalancamiento. Esta cantidad es la diferencia entre el valor total de la posición (volumen) y los fondos que te ha prestado el bróker mediante el apalancamiento, es decir, es la parte del dinero que realmente es tuya.

En otras palabras, cuando operas a través de un CFD con apalancamiento, solo necesitas una parte del dinero total con el que abres una posición, el resto te lo presta el broker para que puedas negociar con más dinero del que realmente tienes. Esto tiene ventajas y desventajas, pero lo interesante aquí es que saber qué es el margen te permitirá operar sin que tu posición se cierre por falta de fondos.

A la hora de abrir una posición con un CFD debemos tomar en cuenta dos tipos de margen:

  • El margen inicial, o de depósito, es la cantidad de dinero que necesitas para abrir la posición. Recuerda que esta cantidad debe ser de tu propio dinero y no contar con lo que el bróker te está prestando.
  • El margen de mantenimiento, o margen libre, es la cantidad que quedará disponible para que puedas manejar las pérdidas. Si el mercado comienza a moverse en tu contra y tu margen inicial no es capaz de mantener abierta la posición, el bróker lanzará una llamada de margen, es decir, una alerta de que si no depositas más fondos en tu posición, esta se cerrará por falta de margen.

Cuando el mercado se mueve a tu favor, operar con margen puede maximizar tus ganancias. Pero si se mueve en tu contra, la operación requerirá que mantengas un margen de mantenimiento para depositar en la operación. Si esta cantidad se agota, habrás perdido tu capital ya que las pérdidas también se multiplican con el apalancamiento.

 

¿Cómo calculamos el margen?

Antes de explicar cómo calculamos el margen veamos un ejemplo sencillo:

Imagina que abres una cuenta real en un bróker con 200 USD, y seleccionas un apalancamiento de 1:10. Esto quiere decir que ahora podrás operar como si tuvieses 2.000 USD en tu cuenta. Recuerda que solo 200 dólares son tuyos, el bróker te presta lo demás, y este préstamo puede acelerar tus ganancias, pero también tus pérdidas.

Ahora supongamos que abres una posición de 500 USD con un CFD sobre acciones de la empresa “X”. De esos 500 dólares, que es el tamaño de tu posición, solo 50 USD son tuyos, ese es tu margen inicial o margen de depósito (10%), el resto va por cuenta del apalancamiento del bróker. Ahora bien, ¿recuerdas cuánto queda de tu dinero?

Así es, aunque técnicamente sigues teniendo 1.500 dólares para operar, tu margen de mantenimiento ahora es de 150 USD, si los agotas abriendo otra posición probablemente no tengas forma de responder si el mercado se mueve en tu contra. Entonces:

  • Si el mercado se mueve a tu favor y tu posición gana un 10%, habrás ganado no 5 sino 50 dólares.
  • Pero si el mercado se mueve en tu contra, la pérdida se irá descontando de tu margen libre, de manera que tendrás que depositar más dinero a la posición para que el bróker no la cierre. Si el mercado se mueve demasiado en tu contra y no estableciste un Stop Loss adecuado, el bróker cerrará la posición de manera forzosa por falta de margen y habrás perdido todo o gran parte de tu capital.

Con este ejemplo, podemos ver mejor cómo calcular el margen. En este caso, la operación que tenía un precio de 500 USD requería de un margen inicial del 10%, ya que estaos operando con apalancamiento 1:10, por lo que de los fondos del depósito del trader solo se iban a utilizar 50 dólares, el resto iba por cuenta del apalancamiento. En este caso, le quedarían libres 150 dólares de su depósito para usar como margen de mantenimiento en caso de que el mercado se moviera en su contra.

Si usáramos un apalancamiento de 1:30 con los mismos 200 USD de depósito, podríamos operar como si tuviésemos 6.000 USD, y el margen requerido para abrir una posición sería solo de 3,33%. Así, si abrieras una posición de 600 dólares, por ejemplo, sólo se usarán de tu balance 20 dólares.

Si el apalancamiento fuese de 1:5, entonces el margen requerido para abrir una operación sería de 20% del tamaño de la posición. Es decir, mientras más pequeño sea el apalancamiento, más dinero necesitarás como margen inicial, y por ende menos te quedará como margen libre.

 

Concusión

Saber qué es el margen y cómo calcularlo te permitirá tener un mayor control sobre el uso de apalancamiento para que este se convierta en un aliado y no en una guillotina que te haga perder tu depósito. Recuerda que el margen inicial se mantiene congelado, por así decirlo, mientras la posición está abierta, por lo que no podrás disponer de esta cantidad para abrir otras posiciones.

Es importante que mantengas un buen margen de mantenimiento para que puedas hacer frente a los movimientos adversos del mercado, y aprender cómo establecer un Stop Loss que limite tus pérdidas para que el bróker no te saque del mercado por falta de margen.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!