¿Qué es el apalancamiento? ¿Por qué lo debemos controlar?

¿Qué es el apalancamiento? ¿Por qué lo debemos controlar?

Si estás comenzando en el mundo del trading probablemente has leído información sobre el apalancamiento. Pero, ¿qué es exactamente el apalancamiento? ¿Cómo usarlo? ¿Por qué lo debemos controlar? A continuación veremos estos puntos para ayudarte incrementar tus conocimientos sobre el trading en Forex y con otros instrumentos financieros.

¿Qué es el apalancamiento? ¿Por qué lo debemos controlar?

 

 

¿Qué es el apalancamiento?

Se define como apalancamiento la relación entre el capital invertido por una persona y el crédito que se le ofrece sobre dicha cantidad para hacer operaciones financieras, en este caso en una cuenta de un broker. Es decir, es una cantidad de dinero que el broker le presta al trader para que este opere con una mayor cantidad de dinero. Al usar apalancamiento estás usando dinero del broker para operar, lo cual tiene ventajas y desventajas que analizaremos más adelante.

Por ejemplo, imagina que abres una cuenta real en un broker con 1.000 USD y usas un apalancamiento de 1:50. Esto quiere decir que la cantidad que depositaste se multiplica por 50, y como consecuencia podrás abrir operaciones como si estuvieses invirtiendo 50.000 USD. Esto permite que tus ganancias se multipliquen y se aceleren. ¡Pero cuidado, también puede hacer que pierdas tu capital!

¿Cómo usar el apalancamiento?

Al operar con apalancamiento estamos asumiendo un riesgo mucho mayor del que ya normalmente corremos ya que nos expone a la insolvencia. Es decir, si abres una operación con apalancamiento ciertamente podrás elevar tus ganancias si tu análisis es acertado, pero si el mercado se mueve en tu contra, el dinero que pierdas se descuenta de tu margen, es decir, de la cantidad de dinero que hayas invertido.

Y como estás apalancado las pérdidas también se multiplican por lo que la operación puede cubrir todo tu balance. Si llega el punto en el que pierdes dicho margen, el broker cerrará la operación de manera forzosa y habrás perdido tu depósito.

Volvamos al ejemplo de antes: Ya abriste tu cuenta con 1.000 USD y te apalancaste con 1:50. Ahora quieres abrir una operación que vale 30.000 USD, y podrás hacerlo, incluso cuando solo estás invirtiendo 1.000 dólares, porque estás apalancado. Ahora bien:

  • Si ganas un 10% de esta cantidad no ganarías 100 dólares sino 3.000, ¿suena excelente no?
  • Si pierdes 10% no perderás 100 dólares sino 3.000. Pero como tu depósito sólo había sido de 1.000 USD, el broker cerrará la operación cuando estés perdiendo esos 1.000 dólares. En consecuencia, tu cuenta podría quedar en cero en una sola operación.

 

¿Por qué debemos controlar el apalancamiento?

Como hemos visto, usar apalancamiento ya sea en Forex u operando con cualquier otro activo no es una cuestión que deba tomarse a la ligera, en especial si eres principiante. Claro está, no quiere decir que sea del todo malo, pero hemos visto que es un multiplicado que eleva el riesgo en las operaciones.

Puede que ahora que estás comenzando en el trading te llame mucho la atención el ganar dinero rápidamente, y pienses que tienes una estrategia infalible que ya has probado en tu cuenta demo una y otra vez. Pero recuerda que la psicología que usas en la demo no es la misma que cuando vayas a usar tu propio dinero.

Debes estar consciente de los riesgos que implica usar apalancamiento en tus operaciones. Es decir, debes estar dispuesto a perder todo tu depósito. Claro que trataremos en lo posible que esto no ocurra y hacer operaciones ganadoras, al fin y al cabo este es el objetivo, sea que usemos apalancamiento o no.

Pero ten en cuenta que el dinero que uses para depositar en tu cuenta real no debes tomarlo del que usas para tus gastos, porque estarías arriesgando tu propio presupuesto. Debes comenzar a operar con dinero que estés dispuesto a perder, en especial si te apalancas. Recuerda que mientras mayor sea el apalancamiento, mayor será el riesgo que asumas de pérdida.

¿Hay formas de usar el apalancamiento minimizando los riesgos de pérdida? Aunque no los eliminas del todo, sí hay formas de usar el apalancamiento a nuestro favor:

  • Debes estar claro de cuánto es realmente tu capital. Siguiendo con el ejemplo, este monto serían tus 1.000 USD. En una situación en la que no estés apalancado, las ganancias o pérdidas que tengas en función serán en función de esta cantidad.
  • Teniendo esto claro, ahora vamos a apalancarnos 1:50. Es decir que con nuestros 1.000 dólares vamos a operar como si tuviésemos 50.000, que sería el capital arriesgado. La pregunta no es cuánto puedo invertir de los 50.000, sino cuánto estoy dispuesto a perder de mis 1.000 dólares. Allí está la clave del uso del apalancamiento.

Debemos evitar que el broker nos saque del mercado cerrando nuestra operación, por lo que utilizamos un Stop Loss que nos permita regular hasta dónde estamos dispuestos a perder. Y este margen debe estar siempre dentro de nuestros 1.000, sin contar con el dinero del broker.

 

Ahora que sabes qué es el apalancamiento, cómo usarlo y por qué debes controlarlo puedes evaluar mejor si estás dispuesto a multiplicar tus riesgos a cambio de multiplicar tus ganancias. Recuerda que la idea es comenzar aprendiendo más que ganando, por lo que puedes practicar con y sin apalancamiento en la cuenta demo para determinar en dónde tendrás que frenar tus pérdidas para evitar quedarte en cero.   

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!