Ejemplo de análisis técnico de una empresa

Ejemplo de análisis técnico de una empresa

El análisis técnico es una modalidad de estudio de los mercados bursátiles que tiene como principal herramienta la lectura y compresión de los movimientos de las cotizaciones de un activo que se representa a través de gráficos. Ahora bien, ¿cómo se aplica el análisis técnico en una empresa al comprar o vender acciones? A continuación veremos este punto, así como un ejemplo de análisis técnico de una empresa para observar de manera práctica este método de estudio.

Ejemplo de análisis técnico de una empresa

 

 

Análisis técnico de una empresa

El análisis técnico es uno de los métodos utilizados estudiar los movimientos de precio de un activo mediante el uso de gráficos e indicadores que permiten analizar, de acuerdo a las fluctuaciones pasadas, la posible dirección que tomará el precio de dicho activo en un próximo período de tiempo.

Es importante destacar que el análisis técnico sigue tres principios básicos:

  1. “El precio lo descuenta todo”: En el análisis técnico no hay percepciones de infravaloración o sobrevaloración, el precio del activo es el que se indica en la gráfica y todos los aspectos que puedan influenciarla, como situaciones políticas o sociales, situación económica de la empresa, etc., ya están incluidos en dicho precio. Todo lo que pueda afectar al precio ya está incluido por lo que no hay nada que le confiera o le reste valor; esta conclusión es una de las bases del análisis técnico y es el que más lo diferencia del análisis fundamental.
  2. “El precio se mueve en tendencias”: En este tipo de estudio, los precios de un activo se mueven en tendencias alcistas, bajistas o laterales, hasta que se demuestre lo contrario, y dependerá del período de tiempo que se analice. Por ejemplo, un activo puede mostrar una tendencia bajista en un lapso de 30 minutos, pero encontrarse dentro de una tendencia alcista en un lapso de un día. Es por esto que el análisis técnico conjuga tres tipos de tendencias:
    1. La tendencia primaria (marea) se define por los precios anuales.
    2. La tendencia secundaria (olas) se define por períodos mensuales o semanales.
    3. La tendencia terciaria (ondas) analizan períodos diarios.
  3. “El mercado tiene memoria”: Dicho de otra forma, la historia se repite. Este principio del análisis técnico establece que lo que ocurrió en el pasado con un activo, una empresa, etc., se repetirá en el futuro si se presentan circunstancias similares. De esta manera, revisar los datos históricos de una empresa puede permitir tener una idea de lo que ocurrirá en los siguientes movimientos.

Dicho esto, podemos concluir que el análisis técnico de una empresa comprende el estudio del precio de sus activos tomando en cuenta las tendencias y situaciones previas que lo ponderan en determinado valor. Mediante este sistema se procura predecir los movimientos futuros de la empresa en el mercado y el posicionamiento de sus activos, permitiendo tomar decisiones en base a dicho análisis para saber cuándo es conveniente comprar acciones en ella y cuándo es oportuno venderlas.  

 

Ejemplo de análisis técnico de una empresa

Para aplicar lo visto anteriormente, vamos a colocar un ejemplo de análisis técnico de una empresa, en este caso tomaremos como modelo una de las empresas más populares del mercado: Microsoft.

Lo primero que debemos tomar en cuenta al hacer el análisis técnico de una empresa es evaluar su comportamiento a través de su historia. En este caso, Microsoft Corporation ha sido una empresa con una tendencia alcista desde su aparición, como ha ocurrido con otras empresas dedicadas al campo de la tecnología. Esto se debe a que cada vez más personas en el mundo usan equipos y dispositivos de Microsoft y sus servicios, en vista de la era de digitalización por la que estamos pasando. Y si bien es cierto que ha tenido sus bajas, todo dependerá del período que observes en tu análisis técnico, en este caso, a largo plazo ha demostrado ser una empresa con tendencia alcista en el precio de sus acciones.

Ahora bien, si lo que quieres es invertir a corto plazo, ¿cuál es el análisis técnico de la empresa? Pues bien, Microsoft ha experimentado una escala de grises en el precio de sus acciones, si bien hay períodos en los que mostró una tendencia predominantemente bajista durante un período, Microsoft ha logrado retomar su tendencia alcista y no muestra señales de que esta vaya a agotarse.

Analicemos la gráfica anual de Microsoft, desde junio 2019 hasta lo que ha transcurrido del mes de mayo 2020 (18 de mayo):

Ejemplo de análisis técnico de una empresa microsoft 2020

Fuente: TraidingView

Como podemos observar, la gráfica muestra una tendecia no estable y esto se debe a diferentes factores: por ejemplo, vemos una marcada tendencia alcista que abarcó desde junio hasta el 10 de febrero, cuando obtuvo su pico más alto en este período.

Sin embargo, y a raiz de las caídas de los mercados por el impacto del Coronavirus, hubo un escenario de temor en el que muchos inversionistas y traders salieron a vender sus acciones, provocando una tendencia bajista pronunciada hasta el 24 de marzo. Para el trader este era el momento de comprar, ya que luego de esta fecha los precios de las acciones comienzan a subir por efecto de los compradores, los cuales volieron a marcar el cambio de tendencia a alcista y, a la fecha, el precio de encuentra casi en al nivel de la resistencia marcada para este período.

Este comportamiento de temor ya se ha repetido otras veces en la historia, y concuerda con la frase de Warren Buffet que explica que hay que ser codiciosos cuando otros temen y temer cuando la mayoría es codicionsa. Y encaja muy bien con el tercer principio básico del análisis técnico: luego de un escenario de temor en el que todos venden y hacen cader el precio, existe un rebote en la tendencia y el precio vuelve a tomar su curso.

Un dato importante es que, incluso si inviertes a corto plazo, es importante que realices el análisis técnico de las tendencias primarias y secundarias, según lo analizamos en el segundo principio básico del análisis técnico. Esto te permitirá tener una visión más clara de hacia dónde se dirige el mercado en los siguientes días.

 

Conclusión

En conclusión, hacer el análisis técnico de una empresa implica tener muy presentes los tres principios básicos que deben aplicarse a la hora de leer el gráfico. Sea cual sea el período en el que inviertas, es importante que tomes en cuenta los tres niveles de tendencia para saber en qué dirección está realmente el mercado, no sea que te dejes sorprender por una onda bajista cuando en realidad la ola venía subiendo, o viceversa.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!