Diferencia entre opciones reales y financieras

Diferencia entre opciones reales y financieras

El mercado de opciones es aquel en el que se negocian derivados financieros a un determinado precio y fecha de vencimiento. Quienes compran y venden hacen la operación según su apreciación de si el precio del activo subyacente subirá o bajará. Ante estas alternativas la persona hace uso de las opciones call (comprar) y put (vender) para determinar su posición. Pero existen dos tipos de opciones: las reales y las financieras. En el siguiente post analizaremos la diferencia entre opciones reales y financieras.

 

Diferencia entre opciones reales y financieras

 

 

Diferencia entre opciones reales y financieras

Antes de establecer la diferencia entre opciones reales y financieras es necesario aclarar a qué se refieren cada uno de estos términos:

  • Las opciones reales son aquellas cuyo activo subyacente es un activo real como un inmueble, una empresa, un proyecto de inversión, etc.
  • Las opciones financieras son aquellas cuyo activo subyacente es un activo financiero como acciones, índices bursátiles, obligaciones, etc.

Considerado estos dos conceptos básicos, la principal diferencia ente opciones reales y financieras es la naturaleza de sus activos subyacentes, mientras en las reales tienen su base de negociación en activos tangibles, las opciones financieras negocian con activos intangibles.

Otra diferencia entre opciones reales y financieras es su precio y plazo de vencimiento: mientras que en las opciones financieras estos dos elementos se definen al momento de tomar la opción call o put, en las opciones reales no siempre están tan claros estos dos elementos.

Las opciones financieras son instrumentos que otorgan un derecho al comprador y una obligación al vendedor de realizar una transacción a un precio fijado (precio de ejercicio) a una fecha de vencimiento determinada

En las opciones financieras y las reales se puede operar las opciones call y put de las siguientes formas de acuerdo con la tendencia del mercado y la decisión que tome el agente con respecto a ella:

  • Comprar “call options” > Estrategia alcista: Da el derecho al comprador de adquirir determinado activo a un precio de ejercicio durante o antes del vencimiento a cambio del pago de una prima, que es la comisión que paga el comprador por la opción. Esta opción tiene pérdidas limitadas y ganancias ilimitadas.
  • Venta de “call options” > Estrategia bajista: Obliga al vendedor a vender un determinado activo al precio pactado antes del vencimiento a un precio fijado. En este caso las pérdidas son ilimitadas y las ganancias son limitadas.
  • Comprar “put options” > Estrategia bajista: Da al comprador el derecho a vender el activo subyacente al precio fijado previamente o en el vencimiento. Las pérdidas se limitan a la prima y las ganancias son ilimitadas.
  • Vender “put options” > Estrategia alcista: El vendedor está obligado a comprar un determinado activo al precio convenido. Tiene ganancias que se limitan a la prima y pérdidas ilimitadas.

 

Conociendo la diferencia entre opciones reales y financieras podrás determinar qué modelo de inversión te conviene de acuerdo al tipo de activo subyacente que quieras operar. Recuerda que toda operación en los mercados financieros conlleva un riesgo, por lo que te recomendamos informarte y practicar en cuentas demo de brokers antes de poner dinero real en operaciones de opciones, ya sean financieras o reales. En este blog podrás encontrar guías que te ayudarán a ampliar tus conocimientos sobre las inversiones y los mercados financieros.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!