Rankia Colombia Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia España Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
¡Bienvenido a Rankia Colombia! Volver a Rankia Chile
Encuentra el mejor broker
¿Qué es el valor en riesgo (VaR) y cómo se calcula? | Ejemplos

¿Qué es el valor en riesgo (VaR) y cómo se calcula? | Ejemplos

El valor en riesgo o conocido en inglés como Value at Risk (VaR) es una fórmula e indicador financiero de gran utilidad en materia de mercado. Hoy por hoy, la sensibilidad y especificidad de esta operación es muy utilizada por las empresas para tomar decisiones acordes a sus proyectos. 

Ante ello, te planteamos las siguientes preguntas: ¿sabes cómo funciona la metodología Valor en Riesgo (VaR)?, ¿cómo calcularlo? Pues, en este post, daremos respuesta tales interrogantes, y podrás aclarar cualquier duda al respecto. 

¿Qué es el valor en riesgo o VaR?

El valor en riesgo es una técnica y operación financiera que se encarga de medir, en probabilidades, el riesgo que asume una empresa en su exposición al mercado. Para ello, toma en cuenta distintos métodos estadísticos, así como otros factores de relevancia. 

Como tal, el resultado final del VaR proporciona un vistazo a la pérdida que una empresa podría sufrir si toma algunas decisiones de mercado. Visto de otra manera, funciona como un método estadístico para determinar qué tan mal puede salir un proyecto en un intervalo preestablecido.

Su origen data de principio de la década de los 90, en donde el mercado capitalista experimentaba su auge. Para esa fecha, el valor en riesgo fue desarrollado por matemáticos y estadísticos de la firma JP Morgan, siendo muy aplicada en la actualidad.

¿Cuáles son las funciones del valor en riesgo?

Este valor es muy importante por cumplir con las siguientes funciones:

  • Fijar los límites operativos en las actividades de inversión en los mercados; esto en función del riesgo asumible.

  • Medir el riesgo combinado con el conjunto de posiciones mantenidas en cartera.

  • Calcular las medidas de rentabilidad relativa para el mantenimiento de carteras óptimas.

  • Estimar los recursos propios necesarios para hacer frente a los riesgos del mercado.

 

En sí, la función más preponderante del VaR es abrir el camino a la empresa a inversiones más rentables. Al ejecutar el valor en riesgo, pueden comparar el resultado con el mercado, para así invertir más dinero donde exista más rentabilidad por cada unidad de riesgo. 

De igual manera, el valor en riesgo permite diversificar el riesgo al promover inversiones de la empresa seguras y con garantía en distintos frentes o nichos. 

 

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del VaR?

Como todo indicador matemático y financiero, está expuesto a ventajas y desventajas que pueden analizarse. 

Con relación a sus ventajas, el VaR se caracteriza por:

 

  • Es más fácil valorar el riesgo, ya que se agrega todo el riesgo de una inversión en un solo número.

  • Esta medida de riesgo es muy estandarizada y por esta razón se puede comparar fácilmente, por ser ampliamente calculada. Se utiliza con mucha frecuencia en análisis de riesgos para medir y controlar el nivel de riesgo que una empresa puede soportar.

  • Es posible calcular la pérdida máxima, tanto para un solo activo financiero, como para una cartera de activos financieros. 

  • Con el cálculo del VaR, la compañía puede trazar un plan más inteligente de inversión, sustentado en el nivel de probabilidad de pérdida y el nivel de confianza en un horizonte de tiempo. 

  • En su consideración, el VaR toma en cuenta múltiples factores de riesgo de mercado y no solamente individualiza los mismos. 

  • De la mano del surgimiento del VaR, se han venido desarrollando distintos estudios y metodologías para la obtención de resultados más fidedignos en materia de riesgo, pronosticando el comportamiento de un sinfín de variables. 

Al analizar y leer cada uno de los beneficios que auspicia el VaR, muchos pueden pensar que es la solución a los problemas de inversión. No obstante, es imprescindible ser precavido, puesto que también destila algunas limitaciones:

  • La usanza del VaR está estrechamente ligada con los resultados que se han utilizado para calcularlo. Quiere decir que, si los datos incluidos no sean correctos, el VaR no será preciso. 

  • No se contemplan todos los peores escenarios.

  • Algunos de los métodos para calcularlo son costoso y difíciles de ejecutar. 

  • Los resultados mostrados pueden ser diferentes, si se usan métodos no preferenciales.

  • No calcula la cuantía de la pérdida esperada que se queda en el porcentaje de probabilidad. La pérdida esperada es jurisdicción del CVaR, otro indicador que no debe confundirse con el VaR. 

  • La diversificación que otorga el valor en riesgo, en algunas ocasiones, no es intuitiva; ya que se puede llegar a pensar que lo mejor será invertir en sectores con mayor rendimiento por unidad de riesgo. Si se adopta esa práctica, entonces estaremos tomando un camino conservador, aunque suene paradójico. 

¿Cuál es la diferencia entre VaR y CVaR?

Un error común es confundir la funcionalidad del VaR con el CVaR, siendo indicadores financieros distintos. Cuando hablamos de CVaR, nos referimos al Valor en Riesgo Condicional, por sus siglas traducidas al español. 

En términos sencillos, aunque ambos sean medidas para calcular el riesgo, el VaR arroja resultados probabilísticos. Pese a que su sensibilidad y especificad es destacada, se limita únicamente a escenarios probables o PÉRDIDA PROBABLE en un lapso de tiempo. 

Por su parte, el CVaR propone resultados tangibles o escenarios concretos, es decir, otorga la evidencia de PÉRDIDA ESPERADA. Desde otra perspectiva, fue desarrollado para ir más allá y mitigar las discrepancias o limitaciones del valor en riesgo.

¿Cómo se interpreta el CVaR?

El valor en riesgo condicional es una cota complementaria al VaR, que parte de las estimaciones ponderales de este último. En otras palabras, proporciona un resultado que excede la aplicación y utilidad del valor en riesgo. 

¿Por qué sucede este hecho? Pues porque el VaR es beneficioso, nada más, para resultados probables. En cambio, el CVaR trabaja con escenarios realistas, cuantificando las pérdidas totales que exceden al valor en riesgo. 

De ese modo, no únicamente cuantifica situaciones más arriesgadas, sino que ofrece un panorama exacto sobre la pérdida en una inversión. 

¿Cómo se calcula el VaR?

Existen varios métodos y estudios que permiten calcular el VaR, pero en Rankia te proporcionamos una fórmula tradiconal:

Recuerda que el resultado del VaR es expresado a través de un intervalo de tiempo, comúnmente en años. Sin embargo, también se puede medir por semanas o días, dividiendo el rendimiento esperado por el intervalo y la desviación estándar por la raíz cuadrada del intervalo. Por ejemplo: 

  • Si es semanal se ajustará a retorno esperado /52 y desviación estándar de la cartera/ √52).

  • Si es diario, se usa 252 y √252, respectivamente.

Vale la pena subrayar que, desde su desarrollo, se han promulgado tres formas de calcular el valor en riesgo (VaR):

  • VaR paramétrico: utiliza datos de rentabilidad estimados y asume una distribución normal de la rentabilidad.

  • VaR histórico: utiliza datos históricos y factores de riesgo de mercado variados.

  • VaR por Monte Carlo: Mediante un software informático, se generará cientos o miles de posibles resultados según los datos iniciales que introduce el usuario. Desafortunadamente, es el método más costoso hoy en día.

 

En paralelo, el cálculo del VaR debe estar basado en el siguiente conjunto de requisitos cuantitativos:

  • El modelo debe calcular el valor en riesgo, mínimo, para un horizonte de diez días hábiles o dos semanas calendario.

  • Las estimaciones se deben llevar a cabo con un nivel de confianza de 99%.

  • El número de datos observados que se utilizan en la metodología, debe ser por lo menos de un año y se debe actualizar como minino cada trimestre.

¿Cómo se interpreta el valor en riesgo?

Recalcando una vez más, el valor en riesgo permite entrar en noción probabilística acerca del riesgo que asumirá la empresa en el mercado o de asumir una inversión. 

Su interpretación se basa en dos criterios simples: el nivel de probabilidad de pérdida que, normalmente, es del 1 al 5%; y el nivel de confianza, cuya ponderación esperada es del 95 al 99%. 

Para su aplicación, el valor en riesgo debe englobar un intervalo de tiempo predeterminado, bien sea un día, una semana, un mes o un año. En otras palabras, se interpreta como la probabilidad de pérdida máxima en una inversión, junto con su nivel de confianza dentro de un horizonte de tiempo. 

¿Qué significa un VaR positivo o negativo?

La fórmula del VaR se correlaciona con gráficas y métricas, en donde es demarcado con un signo positivo. Al ser un resultado que indica probabilidad de pérdida, es decir, un resultado negativo. 

Por tanto, si se conserva en positividad, significa que la inversión tiene un nivel de confianza alto, con poco margen de pérdida. 

En caso contrario, se expresa en gráficas y métricas con un valor negativo, se acerca más al indicador de pérdida. De ser así, un VaR negativo es sinónimo de mayor probabilidad de nula rentabilidad por pérdidas financieras en un lapso de tiempo planteado. 

Ejemplo de la aplicación del valor en riesgo

Supongamos que una empresa tiene un 5% de probabilidad de perder en un mes, 5 millones de pesos, o dicho de otra forma, un VaR al 5%. Lo cual significa que existe un 5% de probabilidades de perder en un mes 5 millones de pesos y 95% de nivel de confianza de que la perdida sea menor. 

Por esto, la empresa tendrá que tener en cuenta que cinco de cada 100 meses va a perder, por lo mínimo, 5 millones de pesos, o que uno de cada 20 meses perderá, probablemente, dicha cantidad. 

Conclusión

El VaR es un cálculo de suma utilidad que toma en cuenta una pieza tan vital de las finanzas, como lo son las pérdidas. Para nadie es un secreto que, cuando las probabilidades son casi escasas o en un 99% de seguridad de no perder la inversión, la moral y la confianza sube. 

Lastimosamente, ese 1% de probabilidad de pérdida es lo que muchos inversores temen cuando la jugada no sale como se espera. Por tanto, con la previsión del VaR, es posible estudiar una gran serie de factores de riesgo que contribuyen a una inversión inteligente. 

¿Buscas un bróker? Mira nuestras recomendaciones:

eToro

Depósito mínimo de $200 y app sencilla

Ver más
Interactive Brokers

Bróker popular con más de 1,5 millones de clientes

Ver más
XTB

Sin depósito mínimo. Academia de trading gratuita.

Ver más
easymarkets

Servicio de analista y asistencia one to one en español

Ver más
  • Bolsa
  • Bolsa de Valores Colombia (BVC)
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
Encuentra el mejor broker