Rankia Colombia
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog El blog de Agustín Grau
Finanzas, emprendimiento y crecimiento personal.

Los diez mejores pasos para la libertad financiera

 

¿Te gustaría disponer de una variedad suficiente de ingresos para no tener que preocuparte más del dinero? Si es así, este artículo es para ti. Lo que quieres se llama LIBERTAD FINANCIERA y voy a mostrarte la fórmula con los 10 pasos necesarios para conseguirla.

En efecto, 10 pasos para conseguirla: la libertad (o independencia) financiera tiene una hoja de ruta clara y precisa y es tu derecho alcanzarla. ¿Por qué? porque te lo mereces, porque ningún ser humano tiene la obligación de sufrir escasez, porque la vida es lo suficientemente bella como para vivirla esclavizado, porque si el trabajo dignifica el disfrute y el deleite dignifica todavía más, y así podría seguir durante un buen rato.

En definitiva, creo que ser feliz y libre es un derecho de nacimiento, así que vamos ya con el primer paso, que es precisamente ese:

 

# 1 Entender que la libertad financiera es un derecho tuyo natural, de nacimiento, que te corresponde

No es nada que arrebates ni a la vida ni a nadie. Es algo a lo que todo el mundo tiene derecho, tú y los demás.

Si has crecido aprendiendo que para conseguir dinero tienes que quitarle a otro, debes saber que, simplemente, no es verdad. Hay suficiente riqueza y suficiente abundancia como para que todos disfrutemos de ella.

Si la mayoría no lo sabe o no lo cree, es triste, pero no puede bloquearnos a los demás. Así que, por favor, entiende de una vez por todas que tienes derecho a todo, que puedes conseguir el dinero que necesites, crear negocios con éxito y que no tienes que pedirle permiso a nadie. La independencia financiera te pertenece.

 

# 2 La importancia del factor tiempo

Habrás oído que el tiempo es oro, ¿verdad? No sé si oro, pero dinero sí. Y esto es especialmente importante si eres joven, ya que muy poquito dinero hoy puede convertirse en una fuente inmensa de dinero mañana.

Nos estamos refiriendo a la fórmula del interés compuesto. Consiste básicamente en que tu dinero se multiplica sin hacer nada. Crece solo, se multiplica, se reproduce, como si tuviera vida propia.

¿Cómo puede ocurrir ese milagro? De la siguiente forma: una cantidad X invertida hoy a un tipo de interés determinado, y vuelta a reinvertir sucesivamente tanto en su cantidad inicial como con los intereses devengados, proporciona al cabo del tiempo unos ingresos exponenciales muy considerables. Un dinero extra muy, muy interesante. Eso es independencia financiera.

Bodo Schäfer, en su libro titulado precisamente "El camino hacia la libertad financiera", lo explica de manera muy gráfica con unas tablas en las que se aprecian que 1.000 € invertidos hoy, a un tipo de interés del 8%, genera, al cabo de 50 años, sin haber invertido un euro más, la nada despreciable cantidad de 46.902 €. Una fórmula muy interesante y sencilla para conseguir un sustancial dinero extra, ¿no crees?

Si ya eres mayorcito para esperar 50 años, puedes retirarlos antes con menos rentabilidad. Si no tienes 1.000 € hoy, sino 500, o 100, o los que tengas, pues los pones y a empezar con algo.

Si las rentabilidades medias hoy no son del 8% (que no lo son), pues menos rentabilidad habrá, pero en cualquier caso rentabilidad será. E independencia financiera. Y libertad. Tu dinero no depende de otra persona para crecer.

La idea, como habrás observado, es que una pequeña cantidad de dinero hoy, sabiamente invertida, y no tocada hasta al cabo de X es mucho dinero, recuerda.

 

# 3 Crear una diversidad de fuentes de ingresos que te permitan flujos constantes de efectivo

Hablemos claro: si dependes de un empleo, de que te contraten, de que te llamen, de que le caigas en gracia a alguien, de que ese alguien decida resolverte la vida... ¿qué puedes esperar? Créeme si te digo que nada. Por eso siempre digo que si buscas trabajo tienes un problema.

No puedes esperar nada porque dependes absolutamente de otro o de otros. No tienes poder sobre tu vida, no eres dueño de tu vida y dependes de los deseos y decisiones ajenos. No digo que esté mal, puede ser muy loable, pero no tiene nada que ver con la libertad, ni financiera ni de ningún tipo, ni con la independencia, ni con conseguir dinero extra. Aquí estamos hablando de otra cosa.

Estamos hablando de tener tus propias fuentes de ingresos, variadas y diversas. Fuentes de ingresos que has creado tú y que te aportan efectivo constante y fluido.

Una estupenda forma de hacerlo es, por ejemplo, a través de la creación de infoproductos: productos principalmente digitales que contienen información acerca de determinados temas. Muestran la manera de resolver problemas o la forma de hacer cosas, y se presentan en una gran variedad de formatos: e books, tutoriales, guías, reportes, audios, video cursos, webinars, etc. Es una gran forma de monetizar tu conocimiento gestionándolo para que te produzca esa diversidad de fuentes de ingresos.

Fíjate bien que no estamos hablando de diversidad de trabajos, sino de diversidad de fuentes de ingresos. No está totalmente acreditada la relación entre trabajar y ganar dinero, lo cual significa que puedes trabajar, pero no conseguir dinero (al menos, el suficiente), o que puedes obtener dinero (ingresos) de una forma cómoda y tranquila, sin lo que el común de los mortales llama trabajar.  Y este es el siguiente paso.

 

# 4 Ingresos pasivos

Ingresos pasivos o residuales son los que no dependen de tu presencia física ni tu trabajo corporal. Es decir, no dependen de que estés en un lugar determinado haciendo algo. Eso son ingresos por tiempo, y en los ingresos pasivos estamos hablando de otra cosa, más bien de ingresos por resultado.

Los ingresos por tiempo son limitados, tienen una carrera definida de antemano. Los ingresos por resultado son infinitos, ilimitados, no tienen punto final.

Los ingresos pasivos requieren de su creación una sola vez, al principio, y a partir de ese momento pueden otorgar ganancias a su titular sin necesidad de una intervención directa y constante de éste.

Los ingresos pasivos, así, son aquellos que se configuran una vez y aportan ingresos muchas veces. Son dinero, dinero extra y libertad e independencia financiera.

Ejemplos de ingresos pasivos son:
 

  • Los libros, que se escriben una sola vez y pueden estar vendiéndose durante toda la vida;

  • Las participaciones en sociedades mercantiles o acciones bursátiles, que aportan un dividendo a su titular como co-titular de la empresa. Una vez comprada tu participación, pones la mano y cobras.

  • Los intereses bancarios o de otros productos financieros. Como hemos dicho anteriormente, tu dinero crece, se multiplica y se reproduce.

  • Los arrendamientos de inmuebles.

  • Los productos digitales (programas, aplicaciones, plantillas). Se crean una vez y pueden estar vendiéndose ad infinitum.

Hay muchos ejemplos más. Si quieres comprobarlo, te remito a mi e book "50 ingresos pasivos para comenzar a ser libre ¡desde ya!", que puedes descargar gratuitamente en mi web.

 

# 5 Uso del apalancamiento

Una palanca es un mecanismo que te permite multiplicar los efectos de tu trabajo, de tu esfuerzo. Te permite conseguir más con menos. A través de la utilización de otros medios o tácticas, consigues más beneficios que los derivados de tu única y exclusiva intervención directa.

Si intervienes tú consigues uno. Si intervienes tú a través de una palanca, consigues diez. Algo así.

Ejemplos de palancas:

  • Internet y los negocios on line (te permite multiplicar exponencialmente tu visibilidad). Por ejemplo el blogging, que para mí es uno de los negocios del siglo XXI;

  • El marketing (sin marketing consigues uno; con marketing consigues diez).

  • Productos específicos en los mercados financieros (que permiten, con una cantidad X invertir como si fueran 10X).

  • Las franquicias. Si en vez de comenzar un negocio desde cero, replicas uno ya existente te estás beneficiando de una extraordinaria palanca.

 

 # 6 Uso de redes

Una red es un sistema de puntos interconectados que permiten, a partir de un punto inicial, expandirse y extenderse ad infinitum. Eso, efectivamente, te concede un poder sin límites.

¿Cómo puedes utilizar redes para conseguir la independencia financiera?

  • Diferentes sistemas de vendedores afiliados y vendedores a comisión. Si vendes lavadoras puedes vender X al día. Si las vendes a través de una red de vendedores, puedes vender X por los vendedores que tengas.

  • Los contactos. Si tienes 10 contactos y los utilizas multiplicarás por 10 las posibilidades de obtener lo que persigas.

  • Las páginas web entrelazadas. Una conduce o tiene enlace a otra, y entre todas forman una red que multiplica los efectos de una sola.

 

# 7 Control de las finanzas (gastos e ingresos)

Un adecuado control de las finanzas es fundamental para una buena independencia financiera. Esto implica:

  • Por un lado, algo básico y fundamental, pero que con frecuencia olvidamos: que si gastas más de lo que ingresas, vas por mal camino (estamos hablando de las tarjetas de crédito, por ejemplo).

  • Por otro, que lo principal es no endeudarse.

  • Y por otro, que tu dinero sobrante, el excedente, debes ponerlo a trabajar (no tú, sino el dinero). Ya sabes: inversiones, ingresos pasivos, fórmula del interés compuesto... Y en tus ratos libres puedes calentarte la cabecita para idear nuevas formas de ingresos con los que ya estás haciendo.

# 8 Desarrollo de la mente

La era de las cavernas ya pasó. El hombre prehistórico usaba su fuerza bruta para cazar, dar golpes en la cueva y arrastrar a las mujeres por el suelo. Pero en la era moderna y civilizada el hombre y la mujer tienen una mente con la que pueden crear la vida que quieren, organizarla y dirigirla.

La mente es muy poderosa y lo mismo te puede llevar al infierno que a la libertad. Si la entrenas adecuadamente te llevará a la libertad y te mostrará, por sincronía o por intuición, nuevas y constantes formas de generar ingresos.

Aquello en lo que te enfocas se expande. Una mente centrada en crear riqueza y abundancia, atrae riqueza y abundancia a tu vida, se convierte en una mente millonaria. ¿Cómo lo hace? Es difícil de explicar aquí, pero tampoco hace falta: no entiendes el mecanismo del televisor, pero cuando lo enciendes aparecen imágenes, ¿verdad? Pues algo parecido.

Recuerda: tu mente es creadora, y tú mismo eres un creador y una creadora. Utiliza tu mente, porque en algo nos diferenciamos del Neanderthal

# 9 Fijarte un objetivo

La mente, entre otras cosas, la puedes utilizar para fijarte un objetivo (o una intención). En este caso, tu objetivo es alcanzar la libertad financiera, no lo olvides.

Grábatelo a fuego como la meta a conseguir. Si no tienes un objetivo claro y preciso no vas a ninguna parte, porque no tienes a dónde ir, no tienes camino, no tienes carretera.

Cuando vas a comprar un billete de tren, dices tu destino, ¿verdad? No dices: un billete de tren, por favor.

Cuando te fijes la libertad financiera como meta, descartarás opciones que se te presenten, estarás más abierto a recibir signos y señales del universo, estarás más abierto a percibir la sincronía... Y verás que es cierto que aquello en lo que te enfocas, se expande. El conocimiento, libre y espontáneamente, afluirá a ti de una manera mágica e increíble. Y con el conocimiento, la independencia y la libertad.

# 10 Aprender, estudiar, adquirir conocimiento (y no me refiero a escuelas ni universidades)

Cuando era pequeño se me quedó grabada una frase de la Biblia: "La verdad os hará libres". Y esa, valga el juego de palabras, es una gran verdad.

El conocimiento te hace libre y la ignorancia te esclaviza. Así de simple.

No puedo decirte otra cosa que te formes, que estudies, que aprendas, que investigues... Puedes hacerlo de infinidad de formas: desde casa, en una academia de oposiciones, por Internet...

En algunos casos no necesitarás dinero para ello. La información hoy en día es gratuita y abundante en muchos sitios. Está por doquier. ¡Diferenciémonos del Neanderthal...!

Y hasta aquí. Todo lo que hemos tratado en este post tiene por objetivo que lleves una vida más digna, más tranquila, más feliz, más abundante. Puede que pienses (con todo el derecho del mundo) que el dinero no da la felicidad. Así es. Pero debo decirte que la pobreza tampoco. No sólo eso, sino que además te causa problemas. Y te afecta a la salud y te roba tiempo.

Y el tiempo es necesario para disfrutar de la vida. Y la vida es bella y plena.

Te deseo lo mejor.

Este post ha sido escrito por Agustín Grau, también puedes leerme en www.agustingrau.com

50 fuentes de ingresos
Crowdlending o crowlending