Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Si hay algo que en la actualidad representa un verdadero reto para la economía de los ciudadanos es la cuarentena o aislamiento social producto del covid 19, para salir con bien financieramente hablando de esta coyuntura, es necesario tener una estructura de gastos saludables.

Esto se refiere a utilizar  60 % de los ingresos mensuales para cubrir los llamados gastos vitales o esenciales (mercado, arriendo, pagos de servicios) 25 % para gastos no vitales o de menor importancia (ropa, calzados recreación) 10 % para el pago de deudas y  5 % para el ahorro.

 

Que debe hacer el ciudadano colombiano para mantener una economía estable ante la pandemia

Muchas veces esta situación de salud financiera es simplemente una utopía, ya que en la práctica no se cumple, en todo caso lo realmente importante  es sobrevivir durante la cuarentena tratando de generar el menor daño posible a las finanzas en el corto y  mediano plazo.

Ante esta realidad, lo que se debe hacer es cubrir los gastos vitales por lo que el resto puede esperar ya que se debe ahorrar lo más que se pueda para  tener un soporte en caso de que el aislamiento se alargue y se convierta en una situación inmanejable.

Puede suceder que algunos colombianos sean no dependientes laboralmente es decir que sean del tipo informal por lo que pueda existir incertidumbre sobre los ingresos, en estas circunstancias se pueden romper algunas normas de finanzas saludables  tales como, pagar el mercado con la tarjeta de crédito para así pagar en varias  cuota o solicitar avance de efectivo para cancelar los servicios básicos, por supuesto estas acciones en un escenario normal no se recomiendan pues lo que debe hacerse con estos instrumentos, es adquirir bienes o servicios que duren más que el crédito que se va  a cancelar.

Ser prudentes y comedidos a la hora de realizar compras, este virus que no tiene cura conocida hasta la fecha y que es extremadamente contagioso genera un futuro muy incierto, por ello se recomienda  no gastar más de lo necesario.

No es menos cierto  que producto de la pandemia se debe permanecer en casa y aprovisionarse de alimentos suficientes pero es un error gastar grandes cantidades de dinero en hacer mercado para 2 o 3 meses. Hay que considerar, que si con algo ha sido muy cuidadoso el gobierno de Colombia es que los supermercados, tiendas de alimentos y artículos para el hogar  permanezcan abiertos y abastecidos, de manera tal que no exista escases de productos.

Se debe sincerar y ajustar al máximo los gastos de manera tal que no se genere un desbalance en la economía familiar, por otra parte si en medio de la crisis  se debe usar la  tarjeta de crédito o líneas rotativas evite sobre endeudarse

Por otra parte, es vital seguir cumpliendo con  las  obligaciones debido a que si se atrasan los pagos, es probable que en un futuro  se generen sobrecargas  de pasivos y se de paso a deudas tan grandes y onerosas que para saldarlas se deba usar dinero que podría destinarse para ahorro o  gastos vitales.

Así mismo, es fundamental ahorrar, aprovechando  todo aquello que no se  va a gastar como por ejemplo, transporte y comida fuera de la  casa, la idea es que se logre crear un fondo de emergencia  de manera tal que se logre cubrir cualquier tipo de  eventualidades que puedan surgir más adelante.

Quizás se tengan algunos activos que podrían venderse para utilizar el dinero producto de esa venta y así cubrir los gastos extraordinarios que puedan presentarse.

 

Que hacer después de la cuarentena

Es importante que los ciudadanos colombianos después de cubrir el aislamiento social procure sanear sus finanzas para salir adelante y si no se pueden cancelar algunas deudas, es vital que se tenga preparado un plan para compensar las finanzas en el futuro, por ejemplo, en caso de que se hayan acumulado varios pasivos, se puede solicitar  una reestructuración a las entidades financieras.

Se puede aprovechar este momento para replantear  todos los egresos. Por ejemplo, cancelar todas esas membresías a clubes  donde no se asiste o servicios que no disfruta lo suficiente, así mismo para los llamados gastos hormiga que se creen que no generan efectos pero que en la práctica causan grandes desequilibrios por ejemplo, cafés, gaseosas, o cualquier otro gasto que al sumarlo a fin de año representa una gran carga, con esto lo que se desea es lograr un gran cambio positivo en la economía.

Es muy probable que durante la cuarentena ocurran situaciones como la pérdida del trabajo, situación está que podría causar una insolvencia general, en este caso  se deben aprovechar los recursos legales que ofrece el gobierno colombiano para hacer frente a esta situación.

Por otra parte se puede  renegociar con los acreedores bien sean personales o bancarios de manera que se logre evitar el embargo del sueldo o incluso el que se  pueda perder la vivienda en caso  que no se hayan podido cancelar las cuotas de un crédito hipotecario.

En la actualidad existe una gran parte de la población colombiana que tiene serias  deudas con  bancos o cooperativas por lo que se debe estar atento a las instrucciones o soluciones que puedan aportar las instituciones del estado.

El gobierno del presidente Duque esta consiente que muchos colombianos caerán en situación de insolvencia producto de la pandemia y es muy probable que el estado defina normas para poder hacer frente a estos pagos sin que se afecte la economía familiar y sin que se genere un perjuicio para los bancos.

Por último se debe tomar en consideración que quizás se piense que  una alternativa para tener liquidez momentánea puede ser  adquirir nuevas deudas y aunque  resulta una salida posible, es muy riesgoso ya  que aunque se solucionen los problemas a corto plazo,  a mediano y largo plazo la situación seria peor por lo que lo  más recomendable es apoyarnos con la familia y  amigos de manera tal de poder obtener los recursos para hacer frente a esta situación.

Se debe tener presente que si se implementan estas medidas, al final de la emergencia producida por el covid 19  se logrará una mejor disciplina y salud financiera.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar