Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

A raíz de diversas situaciones que se han generado en el mundo en los últimos dias, los precios del barril de petróleo descendieron de una manera drástica obligando a la OPEP a realizar una reunión extraordinaria con la intención de implementar estrategias para frenas la caída de precio del crudo.

Desde la guerra del golfo en el año 1991 cuando Arabia Saudita realizo grandes rebajas a los precios del barril de petróleo, no se veía una baja tan vertiginosa como la de la actualidad.

Efectos de la caída del precio del petróleo en la economía colombiana

A pesar que Colombia no es un país monodependiente del petróleo, sin lugar a dudas el precio de este representa la variable externa de mayor impacto para el desenvolvimiento de la bolsa y por ende de la economía del país por ejemplo, los mercados de renta variable, así como los globales en Colombia  fueron severamente afectados.

Por otra parte la recaudación fiscal fijada para el año 2020 puede sufrir un fuerte déficit ya que las empresas productoras a raíz de la caído de los precios del petróleo no podrán comercializar directamente sus productos, lo que generara un impacto negativo en sus flujos de caja incidiendo esto directamente en los montos a cancelar por concepto de impuestos.

Otro aspecto que afecta desde el punto de vista macroeconómico, es que se presente una fuerte reducción en la calificación soberana, esto debido a la disminución de los precios del Brent.

Quizás la situación que se sentirá con más fuerza sobre todo a nivel microeconómico, será el aumento del precio del dólar, esto se debe a que en Colombia este medidor de divisas depende directamente de lo que suceda con los precios del petróleo.

En tal sentido, cuando existe un aumento de los precios del petróleo la economía colombiana se fortalece o dicho de otro modo el petróleo le da la mano al país, en caso contrario se pone en riesgo la economía nacional y esto ocurre porque gran cantidad de inversionistas tienen una alta correlación entre los precios del crudo y los activos financieros colombianos.

Por ejemplo, se puede mencionar, que el precio de la deuda pública, el valor del peso, así como las acciones o papeles comerciales que se cotizan en la bolsa, dependen en gran medida del precio del petróleo.

Todas estas situaciones, pondrían contra las cuerdas a Colombia ya que el déficit podría llegar a niveles de hasta el 5% del PIB y esto aunado a la actual recesión que existe en los mercados mundiales, generaría un fuerte golpe en el flujo financiero del país.

Incluso los inversionistas quienes se encuentran colocando su dinero en empresas cuyo desempeño financiero depende del petróleo podrían decidir emigrar a otros sectores, por lo que indudablemente esto generaría desconfianza entre los otros inversores quienes sentirán un efecto de corriente negativa que terminaría por hundir los precios de la bolsa lo que redundaría directamente en la pérdida de puestos de trabajo.

Causas de la caída de los precios del petróleo

Existen varias causas que forman una consecuencia de desplome de los precios del petróleo, en todo caso podría decirse que estas causas generaron un efecto espiral o cíclico entre los precios del crudo y las bolsas del mundo.

La disputa que existe actualmente entre Rusia y Arabia Saudita

Estos países han intentado ponerse de acuerdo con respecto a los precios del barril de crudo, así como la cantidad en que debe fijarse la producción del mismo. Todo se inicia porque Rusia negó tajantemente el recortar los niveles de producción de su petróleo.

Al inundar el mercado los precios bajaron, lo que obligo a Arabia Saudita a ajustar sus precios a niveles más competitivos, en este caso a precios inferiores a los que ofrecía Moscú por su crudo.

Por otra parte, los árabes habían propuesto fijar en 1.5 millones de barriles diarios la producción y de esta forma equiparar la baja demanda, pero inmediatamente Rusia se opuso y expreso que ya se estaban produciendo los niveles mínimos y que de bajar aún más la competencia ocuparía el mercado.

El avance del coronavirus

El avance indetenible del coronavirus mantiene en constante tensión a los inversionistas del mundo, esta tensión se traduce en mercados globales y afecta directamente la demanda del petróleo.

El último precio en que se fijó para el barril la semana pasada, fue de 36 dólares y empezó la semana del 9 de marzo con 32 dólares.

La recesión mundial

Las bolsas de valores del mundo abrieron en baja  el lunes 9 de marzo del presente año, esta situación se mantuvo durante todo el día generando lo que se conoció como lunes negro.

El crack financiero mundial que se presentó esta semana, incidió directamente en los inversores, y esto se tradujo en una merma en la demanda de petróleo por lo que se genera un círculo vicioso en donde los precios caen porque la bolsa se desploma y la bolsa se desploma porque los precios caen.

Expectativas a largo plazo para la economía colombiana si los precios del petróleo continúan bajando.

El panorama que se vislumbra para los precios del petróleo, es muy desalentador y se cree que estos deberían seguir descendiendo drásticamente. La guerra de los precios del crudo entre Arabia Saudita y Rusia es más que todo, una guerra de egos y esta pareciera no tener fin.

Por otra parte el coronavirus esta a punto de ser declarado pandemia y las principales bolsas de valores del mundo han tenido incluso que apelar al Limit Down para evitar un colapso financiero mundial.

De continuar esta situación 110 Mil empleos directos de las empresas petroleras colombianas se encuentran en peligro, esto se debe a que si no existe una pronta recuperación de los precios del crudo, las empresas deberán recortar sus planes de inversión.

Esto sin duda alguna aumentara drásticamente el desempleo pudiendo llegar a generarse otro levantamiento social que incidiría aún más en la confianza de los inversores obligándolos a sacar sus capitales hacia otros países lo que generaría una contracción en la economía colombiana.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar