Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

El conflicto armado en Colombia representa uno de los acontecimientos más relevantes en el contexto geopolítico del país. En él, se ha podido observar la presencia de carteles de droga, güerillas y paramilitares en el territorio.

La ONU pide a Colombia frenar el asesinato a líderes sociales

 

Dicho aspecto ha provocado la muerte de más de 8 millones de personas. Sin embargo, este número ha ido descendiendo a causa de los acuerdos logrados por el gobierno con diferentes grupos armados y líderes sociales.

 

No obstante, este 16 de enero el “Consejo de Seguridad de la ONU”, ha vuelto a exponer la necesidad de frenar el asesinato de estos últimos personajes, quienes han sufrido de persecución y tortura desde su perdón gubernamental.

 

Llamada de la ONU al gobierno Colombiano

El pasado jueves el Consejo de Seguridad de la ONU decidió hacer un llamado de atención al gobierno colombiano. Este último era causado por la incapacidad del administrador de tomar acciones contra el asesinato selectivo acontecido en su país.

Estos se refieren a diferentes dirigentes populares y principalmente a excombatientes de las FARC-EP, con quienes el gobierno logro firmar un acuerdo de paz el pasado 24 de agosto del 2016.

Según el órgano internacional, la situación en la nación suramericana se encuentra realmente grave. Asimismo, la ONU expuso la necesidad de tener mayor capacidad de seguridad en las zonas donde los asesinatos se están produciendo.

Cabe destacar que el alarme de la organización no ha sido tomada como menor, ya que (Según la “Defensoría del pueblo”), desde el 2016 hasta el 2019 han muerto 555 dirigentes públicos.

Sin embargo, el número de constancia ha ido en aumento desde el 2019, en donde se reportaron 118 muertes. Mientras tanto, en lo que va del año 2020  ya han sido asesinados 18 de estos líderes.

Cabe destacar que las protestas del pueblo colombiano no se han hecho esperar. Una de estas fue dada esta semana en honor al líder indígena “Amparo Guegia”, el cual murió el pasado viernes 10 de enero.

A pesar de ello, el gobierno de la nación suramericana sigue sin ejercer medidas contundentes en protección a los dirigentes políticos y sociales hasta los momentos.

 

Causas de la muerte de los líderes sociales

A pesar de que no se ha reportado quienes son los responsables directos de estas muertes, los analistas internacionales otorgan la culpa a la incapacidad de desmantelamiento de todos los grupos armados.

Esto se ha podido observar desde el 2016, cuando Juan Manuel Santos (expresidente de Colombia) logro firmar un acuerdo de paz con “Timoleón Jiménez” (Máximo líder de las FARC-EP).

Hay que recordar que dicho grupo guerrillero representaba el más grande de la nación, y el que tenía mayor cantidad de enemigos en todo el territorio. De hecho, su repertorio de antagonistas enumera un total de 10 organizaciones.

Sin embargo, su desarme no significo el desmantelamiento del resto de grupos armados nacionales. Esto último ha terminado por provocar que la guerra entre ambas instituciones continúe.

Asimismo, ante la imposibilidad de los exguerrilleros de las FARC-EP de defenderse, su asesinato selectivo ha ido en aumento. Dicho aspecto repercute directamente en la muerte de otros líderes políticos.

Esto es gracias a la relación con los exguerrilleros e igualmente a la existencia de roces ideológicos con otros grupos armados del país. En este punto, se puede definir a Colombia como un territorio en guerra sistemática.

De hecho, esta situación es lo que causo el rearme de una de las fracciones de las FARC-EP el pasado 29 de agosto del 2019, en donde “Ivan Márquez” (Líder del grupo) expuso su descontento ante el incumplimiento de los puntos del acuerdo de paz.

Hay que destacar que uno de ellos era referente a la finalización absoluta del conflicto y a la protección de los beligerantes del grupo, acción que hoy en día no ha sido completada.

 

Acciones tomadas por Colombia

Gracias a las exigencias expuestas por la “Organización de las Naciones Unidas” (ONU), la asociación “Defendamos la Paz” del país ha invitado a un asesor de la institución a visitar a Colombia.

Esto con el fin de analizar el asesinado a los líderes y realizar una prevención de genocidio acontecido en la nación. Cabe destacar que este movimiento es relativamente nuevo.

Asimismo, está compuesto por diferentes exguerrilleros de las FARC, exfuncionarios de Juan Manuel Santos y ex negociadores de los procesos de paz en el país.

Igualmente, se espera que la organización acepte la invitación, ya que esta no es la primera vez que la situación del asesinato se torna critica. De hecho, el 10 de Octubre del 2018 la ONU había exigió esta misma acción y no fue escuchada.

En este sentido, con la llegada del asesor a Colombia, se espera que el solvento a la problemática del conflicto histórico, sea mucho más rápido de conseguir a nivel nacional.

 

¿Está cerca de acabar el conflicto interno en Colombia?

A pesar de que los Acuerdos de Paz entre las FARC-EP y el gobierno de Colombia fueron un éxito, la tranquilidad social sigue sin estar presente en el país y se cree que no lo hará por mucho tiempo.

Esto es gracias a la presencia de grandes campos de cocaína  en el territorio, lo cual ha desatado una guerra a gran escala entre todos los grupos armados del país y carteles internacionales.

Asimismo, se encuentra presente la superioridad ideológica, la cual representa otro punto que pretende ser un obstáculo en la resolución del conflicto interno de Colombia.

Igualmente, está el aspecto de la desconfianza en el respeto de los acuerdos de paz promulgados por el gobierno. De hecho, una encuesta general realizada en junio del 2019, determinó que el 68% de la población no cree en ellos.

Dicho porcentaje ciudadano, ha expuesto como referencia que los puntos implícitos en el acuerdo de paz de las FARC-EP con el estado colombiano  no han sido cumplidos.

Cabe destacar que otra encuesta realizada en marzo de ese mismo año por la “Facultad de Economía de la Universidad de los Andes”, expuso que el 70% de la población no se encuentra lista para una reconciliación con dichos grupos armados.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar