El dato de inflación en septiembre parece todo, menos transitorio, la FED sigue dando vueltas

 
 

El último dato de inflación arroja un incremento de 5.4% en términos anuales contra un 5.3% del mes anterior, volviendo al punto más alto en la última década y que fue alcanzado en los meses de junio y julio este año, uno de los factores para este repunte en el alza de precios sigue siendo las interrupciones en la cadena de suministro.

Inflación EU
Inflación EU
 

El dato de inflación en septiembre parece todo, menos transitorio, la FED sigue dando vueltas


Dentro de los componentes que sufrieron mayor afectación se encuentran los energéticos, alimentos, autos nuevos que llevaron al índice de precios a aun aumento de 0.4% en el mes de septiembre. 


Respecto a la tasa subyacente, esta presento un 0.2% de forma mensual y 4% en el año, presentando un alza moderada, gracias a que excluye a los componentes más volátiles como los alimentos y la energía; a pesar de que no observamos un aumento abrupto en la tasa de inflación seguimos observando riesgos sobre todo por las interrupciones en las cadenas de suministro. 
 

Desde nuestra perspectiva creemos que este espiral inflacionario podría extenderse al menos hasta la segunda mitad de 2022; uno de los componentes que pueden seguir presionando a la inflación son el aumento de los salarios, debido a que las empresas siguen encontrado complicaciones para contratar mano de obra, factor que los lleva a ofrecer mejor remuneración económica. 


Por su parte la Reserva Federal sigue manejando un discurso ambiguo, aunque entre líneas ya ha dado a conocer que esta inflación no será transitoria, tal como lo hemos mencionado en análisis anteriores creemos que este aumento de precios va a perdurar por un periodo más prolongado. 


A pesar de la constante presión en los precios, el banco central estadounidense cada vez intenta aplazar el inicio de una política más restrictiva y se excusara en algún fallo en datos de empleo para seguir argumentando la expansión cuantitativa, pero que sabemos que el tono dovish va enfocado en evitar un choque en los mercados financieros y por el momento desestimando intencionalmente el alza en los precios de los bienes y servicios. 

 
En el contexto actual se nos hace complicado ya a los analistas, saber qué necesita la Reserva Federal para iniciar una política monetaria más rígida, al momento que nos estamos dirigiendo a un inminente escenario de estanflación.


 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!