La complacencia del dinero gratis sigue alimentando el ego alcista, aunque Archegos nos de una señal de alarma

Seguimos inmersos en un mar de liquidez en el mercado de valores, la irracionalidad persiste en Wall Street, técnicamente continua la fortaleza alcista, aunque el VIX sigue resistiendo en ese soporte que se ha formado desde el año pasado en niveles de 20. 


La complacencia del dinero gratis sigue alimentando el ego alcista, aunque Archegos nos de una señal de alarma 


 
Los estímulos fiscales siguen siendo el catalizador y los inversores retail ya se frotan las manos por recibir este cheque en sus cuentas bancarias y comenzar a tomar nuevamente posiciones en el mercado accionario y muy probablemente este flujo siga utilizándose para la especulación.
 



 
La asignación hacia la renta variable estadounidense se encuentra ya cerca niveles del 50%, porcentaje alcanzado a finales de los noventa previo a la crisis de las puntocom, aunado a esto las recompras en acciones nuevamente alcanzaron los niveles del 2019, si bien parece que aparentemente se ha desvanecido el riesgo en los mercados y la economía, esta liquidez que poseen las empresas parece ser dirigida nuevamente a la recompra de acciones.
 
 
La expectativa de que este dinero sea canalizado a la economía real, dista mucho de la realidad, las compañías parecen haber decidido que estos flujos se utilicen en la compra de sus propios títulos con la finalidad de impulsar las ganancias por acción y no invertirlo en capital de trabajo que ayude a expandir su producción o incrementar sus ventas. 

 
Sin embargo, las empresas que están recomprando acciones son las de tecnología y las finanzas, la finalidad es poder cumplir de esta manera las expectativas de ganancias debido a las altas valoraciones que tienen en el mercado, sosteniendo su valor de manera artificial ya que no han existido compradores reales en el mercado. 

 
La interrogante que se deberían hacer los inversores es el por qué si los bancos mantienen balances saludables, ¿Por qué mantienen la necesidad se recibir estímulos monetarios?, los bancos han mantenido un alto grado de complacencia, el caso del fondo Archegos Capital  pone al descubierto las deficiencias de la banca estadounidense, lecciones como la de los bonos subprime parecen no ser aprendidas o el descaro sigue siendo la bandera de algunos bancos que continuan incurriendo en riesgo moral.


 
 
 
La inyección de liquidez es el principal drive para los optimistas del mercado, que ahora lo podrían justificar con recuperación económica, sí es probable que los mercados sigan subiendo en el corto plazo, dado que indicadores de corto plazo así lo demuestran, además de que se sigan ignorando variables como la inflación y los puntos endebles del sistema bancario estadounidense, así como Archegos lo más probable es que otros fondos se encuentren en la misma situación. 

 
Seguimos en una coyuntura de FOMO, la sugerencia es seguir siendo precavidos con las actuales valoraciones, el dinero gratis no es eterno y en cuanto se cierre el grifo de liquidez por parte le la política económica, los mercados financieros lo lamentaran.  
 
 
 
¡Sé el primero en comentar!