Información de transferencia bancaria

¿Qué es una transferencia bancaria?

Una transferencia bancaria es aquella operación en la que el ordenante da instrucciones a su banco para que, con cargo a una cuenta suya, envíe una determinada cantidad de dinero a la cuenta de otra persona en la misma o en otro banco distinto. Alguna modalidad de transferencia incluye que el dinero se reciba en efectivo por el beneficiario; otra es el giro, en la que el ordenante paga en efectivo para el ingreso en la cuenta que recibirá el dinero. Cuando la transferencia tiene lugar entre cuentas de la misma entidad de crédito, la operación se suele denominar "traspaso interno", operación que, cuando se realiza a través de Internet, es gratuita en muchas entidades, como ocurre en el caso del BBVA. Internet es una herramienta idónea para operaciones como los traspasos de efectivo entre diversas cuentas. Así, cuando se dispone de cuentas en entidades como ING Direct, E Bankinter, Uno-e..., es interesante estar atento a las ofertas de cada una de las entidades para depósitos. Suelen ser más interesantes para fondos que permanecen un mes, por lo que, pasado ese mes, vale la pena comenzar a mirar qué ofrecen otras bancos en la red.
 

Tipos de transferencia bancaria

Según el área geográfica, las transferencias se clasifican como nacionales, si la operación tiene lugar en España, o transfronterizas. Algunas entidades todavía distinguen entre transferencias en las que ordenante y beneficiario están en la misma plaza. Éste es un gasto que conviene conocer al contratar una cuenta en una entidad, ya que saldrá más caro enviar dinero a una persona que trabaja con una sucursal en una ciudad distinta. Aunque se trata de un coste que puede tener los días contados, ya que el Banco de España ha señalado que se trata de un gasto que carece de sentido. En las transferencias transfronterizas, el ordenante y el beneficiario están en países distintos. Una modalidad de transferencia de este tipo son las STP (Straight Trough Processing), que se realizan de forma automatizada. Se utilizan para ello los códigos IBAN (número internacional de cuenta) y BIC (código de identificación bancaria), ambos del beneficiario. Las transferencias no STP suelen tener comisiones más altas.

El Banco de España distingue asimismo entre transferencias ordinarias y urgentes. Otra modalidad son las transferencias que utilizan cuentas de las entidades del Banco de España. Su coste es mayor, pero se ejecutan de forma más rápida y más segura en cuanto a la disponibilidad de fondos. Esta entidad pide que las transferencias se cursen, como muy tarde, el siguiente día hábil a la recepción de la orden, y desde el banco se consideraría "raro" que no se realizara el abono el mismo día o al día siguiente de recibir la notificación. En cualquier caso, el plazo del traspaso no puede ser superior a cinco días cuando las cantidades no superen los 50.000 euros. El plazo empieza a contar, como muy tarde, al día siguiente de dar la orden. Si se incumplen los plazos, el ordenante y el beneficiario pueden recibir una indemnización, una cuestión a la que deben prestar atención los clientes para poder reclamar si se producen retrasos.

Cuando no se esté de acuerdo con la forma en que una entidad ha gestionado una transferencia o traspaso, existen distintos sistemas para presentar reclamaciones. Se puede reclamar ante los departamentos de atención al cliente de las entidades. Si aun así no se queda satisfecho, es posible acudir al servicio de reclamaciones del Banco de España. Por último, se puede recurrir a los tribunales de justicia y los órganos arbitrales aceptados por ambas partes, pero ello supone, además de un considerable esfuerzo, un elevado coste. Las asociaciones de consumidores suelen utilizar estas últimas vías, especialmente cuando tratan con denuncias colectivas que afectan a un número importante de perjudicados.

Ayuda contra el BBVA

El pasado 27 de Julio de 2012, realizamos una orden de transferencia telemática a Holanda por un importe de 642 euros, pero al indicar los decimales, marcamos el punto y tecleamos 642.00 euros, la aplicación del BBVA no reconoció el punto como separador de decimales, pero en vez de dar error y no admitir la operación permitió seguir adelante y efectuó la orden por un importe de 64200 euros.

Pero el problema no se quedó ahí, sino que el director de la sucursal con la que trabajábamos, sin comprobar si había saldo suficiente en la cuenta ni verificar la autenticidad de esa cantidad, autorizó la operación 30 minutos después de recibir la orden, dejándonos la cuenta en descubierto en más de 64.200,00 euros, ya que la cuenta la teníamos de Leer más >>

Sólo quedan 9 días para utilizar OTEs

A partir del próximo 1 de Febrero las Órdenes de Traspaso de Efectivo(OTEs),dejarán de utilizarse de acuerdo a los ajustes promovidos por la normativa SEPA. Leer más >>

Añadir comentario

Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.